Un gran avance: La odontología microscópica

En los últimos años han habido numerosos cambios técnicos en odontología. Sin duda uno de los grandes aportes tecnológicos ha sido la introducción del microscopio quirúrgico en el sector dental.

En la Clínica de Salud Dental Dra. Clara Martínez Valero disponemos de esta tecnología y de profesionales formados en su aplicación.

¿Qué es la endodoncia microscópica?

Ahora, gracias al microscopio, estructuras que antes resultaban poco visibles para el ojo humano somos capaces de tratarlas. Esta tecnología abre nuevos horizontes en el campo odontológico del diagnóstico y el tratamiento permitiendo realizar trabajos con máxima precisión y seguridad logrando resultados más predecibles.

El microscopio óptico también llamado microscopio quirúrgico es una herramienta que nos permite trabajar sobre dientes a la vez que los visualizamos, aportándonos ampliación de la imagen y luminosidad. Esta técnica se denomina endodoncia microscópica o microodontología.

La popularidad del microscopio ha alcanzado tal punto que las compañías están fabricando líneas completas de instrumentos y actualmente existe mucho material adaptado para la microendodoncia como microespejos, insertos para ultrasonidos para eliminar calcificaciones, recuperar instrumentos rotos, microcirugía y demás material accesorios como portamateriales diminutos.

Qué podemos hacer y qué ventajas tiene

El microscopio puede ser utilizado en cualquier especialidad de odontología aportando calidad al tratamiento en casi todas las disciplinas: Endodoncia, Cirugía endodóntica, Estética dental, Odontología conservadora, Periodoncia, Ortodoncia...

Aunque el aprendizaje del uso del microscopio pueda llevar un tiempo de adaptación para el profesional, los resultados se verán rápidamente, pues en ciertas especialidades, como en la endodoncia realizada sin la ayuda de ampliación y sin ultrasonidos, no serían posibles los altos niveles de resultados clínicos que obtenemos.

Cabe destacar que con un profesional y un equipo, formado en microscopía y acostumbrado a trabajar bajo ampliación  se obtienen tratamientos de mejor calidad y con un tiempo de clínica prácticamente igual que si lo hiciéramos sin la misma.

Enumerando las ventajas que esta nueva técnica nos puede aportar al trabajo diario son:

  • Visualización óptima de los mínimos detalles, gracias a la iluminación de zonas de difícil acceso y la magnificación, conseguimos un aumento de la precisión en el tratamiento y la realización de una odontología más conservadora, menos traumática y mínimamente invasiva.
  • Mejoramos la capacidad de diagnosticar y predecir la patología y el tratamiento necesario para cada paciente, ya que podemos ver cosas que sin ello no observaríamos.
  • Profesionalmente ganamos en ergonomía tanto del operador como de la auxiliar, ya que nos obliga a adoptar una posición ergonómica durante el tratamiento.
  • Mejoramos la comunicación con el paciente al poder obtener imágenes a través de la cámara de video, haciendo consciente al paciente de la patología que presenta y la necesidad de ser tratada.
  • Motivación del paciente, mediante la observación del propio tratamiento en tiempo real si lo desea.

Este post ha sido creado por el Dr. Ignacio Domenech (Endodoncia microscópica)

Los comentarios están cerrados.