Disfunción Craneomandibular. Bruxismo y Ferulas de descarga

Las articulaciones que permiten el movimiento de la mandíbula se denominan articulaciones témporo-mandibulares (ATM). Asumen un trabajo significativo participando en funciones fundamentales como la respiración, fonación, masticación y deglución.

Cuando estas articulaciones no funcionan bien, en relación con traumatismos, exceso de presión mantenida en el cierre de la boca (bruxismo), luxaciones o subluxaciones en gestos como el bostezo, o cuando existe un exceso de tensión muscular mantenida de los músculos masticadores, en estos casos, el dolor que provocan puede discapacitar en gran medida al paciente, alterando estas funciones tan importantes, destacando la disfunción en la masticación.

 Los signos y síntomas  asociados a las disfunciones de la ATM son:

  • Dolor preauricular, dolor de oido o acúfenos.
  • Dolor de cabeza y dolor en las cervicales y trapecio.
  • Ruidos articulares, de intensidad creciente hasta chasquidos que en ocasiones llegan a provocar el bloqueo.
  • Bruxismo: hábito inconsciente que comporta una fricción de los dientes durante la noche o el día. A menudo está vinculado con situaciones que requieren una gran concentración, preocupaciones, estrés, ansiedad...
  • Rotura de algún diente o muela o caída de fundas y empastes.
  • Movilidad y movimientos anormales de mandíbula.
  • Facetas de desgaste, zonas desgastadas en los dientes.
  • Aumento de la sensibilidad en los dientes y encías.
  • Afectación funcional, principalmente de la masticación.

Las causas no están claras y no se puede hablar de un único factor en su aparición. Pueden deberse a un excesivo movimiento de la mandíbula, a traumatismos, a hábitos como comerse las uñas o sujetar objetos con los dientes, al bruxismo, a posiciones anormales de la mandíbula. El estrés no ha sido directamente relacionado con su aparición, pero sí puede tener mucho que ver con que se mantengan y empeoren sus síntomas. Las enfermedades que afectan a las articulaciones, como la artrosis y la artritis, y las que aumentan la frecuencia de los movimientos mandibulares.

Tratamiento de los trastornos de la articulación témporo-mandibular

El tratamiento de la disfunción temporomandibular es ,en muchos casos , multidisciplinar ( dentistas, fisioterapeutas, psicólogos).

  • Evita malos hábitos: morderte las uñas, tomar chicle, masticar sólo por un lado, colocar mal la lengua al tragar o respirar por la boca.
  • No abras excesivamente la boca (bocadillos altos, manzanas…)
  • Mantén la mandíbula relajada, con los dientes un poco separados.
  • Descansa bien. Duerme de lado, con almohada para que la cabeza y la columna estén paralelas al colchón.
  • Visita al dentista : algunos de estos casos pueden ser tratados con ortodoncia en casos de mal oclusiones dentales, otros con férulas  de descarga para el bruxismo, aparatos intraorales para tratar las alteraciones del sueño, etc.

Férulas de descarga: ¿Qué son ?¿Cómo debo utilizarlas?

Son aparatos rígidos y están hechas a la medida de los dientes del paciente, que debe ponérselas al acostarse para que las piezas dentales no friccionen entre sí, lo que evitan el desgaste y sirve para relajar los músculos y las articulaciones temporomandibulares (ATM).

La férula dental está hecha de una resina absolutamente inocua para el organismo 100% seguro para la salud. Para la fabricación de la férula dental en la consulta se toma un molde de nuestra dentadura. Una vez fabricada en una segunda visita se procede a realizar los ajustes para que encaje perfectamente a la forma de nuestra dentadura.

La férula es de uso nocturno, durante el sueño. Es muy importante para que el tratamiento sea efectivo que seamos constantes en su uso. Debemos incorporarlo a nuestra rutina de hábitos diarios.

Para facilitar la adaptación de la férula dental para dormir se recomienda que al principio de empezar a llevarla usarla también a ratos durante el día. A medida que nos vayamos habituando a utilizarla el cuerpo se habitúa a ella.

Nuestra recomendación como profesionales de la salud bucodental es siempre la misma: férula dental dura. La férula dental blanda puede llegar a causar problemas  y no cumple la función de relajación de la musculatura, sino todo lo contrario.

Los comentarios están cerrados.