Coronas pediátricas de Zirconio

La restauración de dientes de leche afectados por caries de gran tamaño, ayuda a masticar mejor, hablar con normalidad y crea el espacio correcto para los dien­tes permanentes que vendrán.

Cuando la caries es muy grande, el nervio de los dientes de leche se ve afectado y es necesario tratarlo. La restauración de estos dientes tras el tratamiento del nervio con un empaste suele quedar demasiado grande, y en ocasiones puede fracasar. Por ello en estos dientes se colocan coronas preformadas pediátricas.

Las coronas preformadas pediátricas son restauraciones que recubren totalmente el diente. Estas coronas permiten recuperar una masticación funcional imprescindible para el óptimo desarrollo de las arcadas y el control de las caries. Por lo tanto, son el tratamiento de elección para la restauración de estos dientes afectados por caries extensas y nervio tratado, además permiten restaurar un molar en una sola cita en un tiempo corto.

Durante décadas, las coronas preformadas de acero inoxidable (coronas metálicas) han sido consideradas la opción de elección, su porcentaje de éxito es considerado alto. Dichas coronas no tienen un efecto dañino sobre la salud gingival y además, son unas restauraciones muy duraderas, pero el mayor problema que presentan es su estética: son también conocidas como coronas de acero-cromo, coronas de hierro, coronas metálicas, etc.

Hoy en día existe una alternativa, con similar porcentaje de éxito y una mayor estética para el niño. Se trata de las coronas de zirconio, un material de color blanco y con características similares al esmalte dental.

Las coronas de zirconio pediátricas están hechas de zirconio estabilizado con itrio (YSZ) y se moldean por inyección. La restauración con coronas de zirconio permite que los niños sonrían sin pensarlo una vez. Estas coronas pediátricas son resistentes, biocompatibles y tiene la apariencia exacta de un diente normal, con formas y contornos anatómicos, basados en estudios científicos, translucidez similar a la natural, dureza y resistencia ideales, de alto pulido, para reducir acumulación de placa dental y desgaste comparable al del esmalte natural.

Las coronas de zirconio tienen múltiples ventajas frente a las coronas metálicas: son  una alternativa mucho más estética,  presentan una alta retención, una dureza y resistencia a la fractura ideal y son aptas para pacientes alérgicos al níquel de las coronas metálicas.

Dra. Miriam Lloret García. Colegiada nº 3229. Master en Odontopediatría por la Universidad de Valencia. Dra. en Odontología por la Universidad de Valencia. Profesora de Odontopediatría en Universidad Europea.

 

Los comentarios están cerrados.